Ensayos

¿Cómo ser parte del cambio? ¡México te necesita!

¿Cómo ser parte del cambio? ¡México te necesita!

A menudo escuchamos en diferentes lugares como las personas se quejan de la falta de oportunidades, de los altos índices de desempleo y de cómo el país se sumerge en la corrupción. Diariamente estamos en contacto con múltiples noticias desagradables, frustrantes y decepcionantes, llega un punto en donde queremos  hacerlas a un lado, dejar de consumirlas y sacarlas de nuestra mente, de nuestro conocimiento. Pero seamos honestos, ¿Es acaso ésta la actitud correcta?, ¿Es acaso ésta la solución?, esto sólo nos hunde más y más en un profundo hoyo y lo peor es que siempre se puede caer más bajo.

Como ciudadanos tenemos un reto y un deber, y es contribuir y ayudar al crecimiento de nuestro México. Pero debemos preguntarnos ¿Qué estamos haciendo? Evidentemente la participación ciudadana es una herramienta que muchos desconocemos y sin duda poco utilizamos, pero la participación ciudadana va más allá, la participación ciudadana también se refiere a intervenir en la función pública, a participar en los distintos mecanismos de toma de decisión, a vigilar el accionar de las autoridades públicas, a participar en la ejecución de las obras necesarias para solucionar los problemas públicos, a luchar por nuestros derechos.

Pero no sólo basta con responder qué es la participación ciudadana, es muy necesario conocer también, cómo podemos intervenir. Todos los ciudadanos mexicanos tenemos el derecho a ejercer la participación ciudadana a través de los diferentes mecanismos Institucionales dónde podemos opinar, demandar y reclamar. Pero es importante entender que no basta sólo con que existan estos mecanismos, también es necesario que conozcamos su funcionamiento, sin embargo tristemente cada día se evidencia más que ni en la escuela, ni en nuestros hogares nos han enseñado cómo poder ejercer este derecho y adicional a esto muchos ciudadanos no tienen ni idea de cómo hacerlo. Por esta razón en el presente artículo te proponemos unas ideas para comenzar a contribuir con el cambio.

Primero: es importante que identifiques los problemas más importantes que afectan a tu entorno, elige el más importante, solicita información y compártela con personas de tu sección para que el análisis y la participación sean colectivas. Tienes derecho a saber y recibir información sobre el actuar de aquellas personas qué elegiste como servidores públicos.

Segundo: analiza el problema.

Tercero: analiza las causas que favorecen su surgimiento.

Cuarto: considera sus consecuencias.

Quinto: compara las distintas alternativas que se han planteado, luego elabora una propuesta y una estrategia viable utilizando mecanismos de participación ciudadana.
Finalmente trata de llevar adelante la propuesta. Para hacer todo esto, busca hacerlo en equipo y en coordinación con otras instituciones. Ahora bien te preguntarás ¿Tenemos que hacer todo esto? La respuesta es sí, pero si tú, yo y muchas otras personas lo hacemos, no te aseguro transformar el país, pero te aseguro que mejorará la calidad de la democracia. Tendremos mejores servicios, invirtiendo los mismos recursos. Contribuiremos a limitar los errores políticos, y lo mejor, formaremos y seremos ejemplo de democracia para las nuevas generaciones. Esto no es fácil, pero evidentemente si nunca lo intentamos no lo sabremos, si seguimos atascados, seguiremos perdiendo el tiempo mientras que otros países siguen avanzando, porque evidentemente lo que no se mueve se estanca, y lo que se estanca se pudre, pensar es peligroso y en este país como en muchos otros, se hace una gran cantidad de cosas para evitar que la gente, el pueblo, los ciudadanos de a pie piensen.

Es nuestro deber no dejar que eso nos detenga, qué pasa con todo lo bueno que podríamos hacer, y no lo estamos haciendo, es hora de dejar de ser  testigos pasivos, el pensamiento siempre es bueno para quien lo ejerce. Usémoslo…

Compártenos tus comentarios respecto a este tema y contribuyamos a ser parte del cambio, podemos convertirnos en generadores de cambio.

Importancia de las Elecciones de la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México

Importancia de las Elecciones de la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México

El próximo domingo 5 de junio de 2016, en la Ciudad de México se llevaran a cabo las elecciones para integrar la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México, esta asamblea tiene como objetivo principal, elaborar la Constitución  Política de la Ciudad de México, la cual deberá estar lista como máximo para el día 31 de enero de 2017. Lo anterior con fundamento en el Decreto de Reforma Política de la Ciudad de México publicado en el Diario Oficial de la Federación el día 29 de enero de 2016, en el cual  se declaran reformadas y derogadas diversas disposiciones constitucionales en materia de reforma política, lo que otorga mayores facultades y autonomía administrativa a la capital del país, mismas que convierten el Distrito Federal en la entidad federativa numero treinta y dos, ahora denominada Ciudad de México.

La Asamblea Constituyente de la Ciudad de México será integrada de cien diputados constituyentes, de los cuales cuarenta se integran de la siguiente forma: Catorce senadores, catorce diputados federales, seis elegidos por el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México y seis por el Presidente de la República. Los sesenta restantes serán elegidos por el principio de representación proporcional, dicha elección a cargo del Instituto Nacional Electoral, contempla la participación de los nueve partidos políticos de mayor representación en México, así como de ocho candidatos independientes, garantizando que la Constitución de la Ciudad de México sea un documento incluyente y una fuerte herramienta para el óptimo desarrollo de esta entidad.

La participación de tal número de aspirantes independientes, a pesar de no ser tan nutrido en comparación al número de plazas porno a cubrir dentro de dicha asamblea y más aún si consideramos las pocas posibilidades que tienen de ser elegidos, al carecer del respaldo de un partido político y contar con un reducido gasto de campaña, que como máximo asciende a dos millones de pesos, marca un gran precedente en la política de la principal ciudad del país, ya que es el primer ejercicio electoral dentro de la Ciudad donde las candidaturas independientes se hacen tan presentes.

Lo anterior deja al descubierto la grave crisis de credibilidad por la que atraviesan los partidos políticos en México, aunado a la cada vez mayor facilidad que tienen los ciudadanos de informarse, organizarse y alzar la voz en contra de los actos de corrupción y malas decisiones por parte de los gobernantes, tal como es el caso de la iniciativa denominada “Ley 3 de 3” elaborada por ciudadanos y difundida medios electrónicos, por lo que estoy seguro que la figura del candidato independiente será cada vez más común, así como el uso de medios digitales para hacer llegar a la ciudadanía sus propuestas.

En definitiva estas elecciones además de su relevancia para la ciudad, pueden ser tomadas como un importante ejercicio para los partidos políticos, dejando de frente un reto muy importante, donde  deberán demostrar su compromiso en pro de la sociedad mexicana, cumpliendo propuestas de campaña y promoviendo candidaturas alejadas de escándalos de corrupción y de reconocida calidad ética y social.

Datos curiosos:

  • Las listas de candidatos de los partidos políticos deberán comenzar con mujeres y se alternaran con fórmulas (propietario más suplente) de hombres “para garantizar el principio de paridad hasta agotar la lista”, como una medida orientada a garantizar la igualdad en la participación del género femenino.
  • Los ciudadanos con credenciales para votar con vigencia 2015, podrán ser usadas, aunque su validez ya venció. El número de micas de este tipo se calcula en más de 600,000.
  • Los aspirantes independientes debieron presentar formatos con la firma de por lo menos 73,792 ciudadanos, equivalentes al 1% de la lista nominal de electores. Además de anexar copia de la credencial de elector.
Sobre ciudadanía, mujeres y democracia.

Sobre ciudadanía, mujeres y democracia.

Según fuentes académicas, el concepto de ciudadania “sintetiza el conjunto de principios, valores, actitudes y modos de conducta a traves de los cuales las personas se reconocen como pertenecientes a un grupo humano ubicado en un espacio geografico social, y que poseen derechos politicos y derechos xxx.”

Esta dimension politica de la modernidad se acuno a partir de la conformacion de las Naciones-Estado, iniciada en el siglo XVIII, y derivo en los procesos que mas tarde dieron lugar al Estado moderno. Sin embargo, la nocion de modernidad resulta una paradoja cuando estudiamos el caso de las mujeres y sus derechos ciudadanos. Un recuento nos deja ver de inmediato que la condicion historica de subordinacion y opresion ha originado que las mujeres esten ausentes del contrato social moderno y, por lo tanto, no sean beneficiarias de la libertad e igualdad en el ejercicio de sus derechos y obligaciones civiles.

Las causas de esta politica estan cimentadas fundamentalmente en las tareas asignadas a las mujeres como individualidades adscritas a un rol social especifico, determinado por la “naturaleza biologica” asociada culturalmente a “ideas, valores y actividades” diferentes a las del varon. Pese a ello, durante las ultimas cuatro decadas ha sido notable la irrupcion de las mujeres en la vida publica, sobre todo en el ejercicio de acciones y toma de espacios antes impensables para el genero, por ejemplo los cargos de representacion popular o las dirigencias de organizaciones civiles y publicas. No obstante, esta incursion es minima en relacion al porcentaje de poblacion que representan las mujeres y a su importancia en el papel economico y social. Esto ha generado que a nivel nacional y mundial las mujeres continuen ubicadas en la sociedad como ciudadanas de segunda, sin posibilidad de acceso a la informacion y al ejercicio de sus derechos y obligaciones, lo que las deja marginadas, sin tomar conciencia de su responsabilidad en el proceso de construccion de la nacion en la que viven.

Ante este panorama, como acceder al ejercicio activo de nuestra ciudadania?

La propuesta esta centrada en resignificar los simbolos y practicas subsumidas en las acciones desde el poder. Es decir, crear una nueva cultura politica sustentada, primordialmente, en el reconocimiento y respeto a la diversidad y a la igualdad desde la diferencia. En el caso de las mujeres esto se traduciria en la urgente necesidad de borrar la division patriarcal establecida entre los ambitos de lo privado y lo publico, una nueva interlocucion entre el Estado y las mujeres como miembros de la sociedad civil, con demandas y propuestas propias.

La construccion de un nuevo discurso de la relacion entre subjetividad (vida cotidiana) y trabajo politico, en donde estos dos elementos se articulen como partes indisociables del quehacer publico. Para lograrlo es necesario que las mujeres nos reconozcamos como Sujetas Sociales a traves de una identidad construida sobre la conciencia de nuestra pertenencia generica, social, politica, porno, cultural, etcetera, a una entidad social.

Finalmente, resulta preciso senalar que una nueva concepcion sobre la ciudadania de las mujeres requiere de una nueva identidad civil, en la cual no exista un concepto homogeneo de Mujer enfrentado a otro denominado Hombre, sino una identidad que represente la multiplicidad de relaciones sociales en las que la diferencia sexual no implique la desigualdad de condiciones de oportunidad y accion para las y los ciudadanos.