¿Cómo ser parte del cambio? ¡México te necesita!

¿Cómo ser parte del cambio? ¡México te necesita!

A menudo escuchamos en diferentes lugares como las personas se quejan de la falta de oportunidades, de los altos índices de desempleo y de cómo el país se sumerge en la corrupción. Diariamente estamos en contacto con múltiples noticias desagradables, frustrantes y decepcionantes, llega un punto en donde queremos  hacerlas a un lado, dejar de consumirlas y sacarlas de nuestra mente, de nuestro conocimiento. Pero seamos honestos, ¿Es acaso ésta la actitud correcta?, ¿Es acaso ésta la solución?, esto sólo nos hunde más y más en un profundo hoyo y lo peor es que siempre se puede caer más bajo.

Como ciudadanos tenemos un reto y un deber, y es contribuir y ayudar al crecimiento de nuestro México. Pero debemos preguntarnos ¿Qué estamos haciendo? Evidentemente la participación ciudadana es una herramienta que muchos desconocemos y sin duda poco utilizamos, pero la participación ciudadana va más allá, la participación ciudadana también se refiere a intervenir en la función pública, a participar en los distintos mecanismos de toma de decisión, a vigilar el accionar de las autoridades públicas, a participar en la ejecución de las obras necesarias para solucionar los problemas públicos, a luchar por nuestros derechos.

Pero no sólo basta con responder qué es la participación ciudadana, es muy necesario conocer también, cómo podemos intervenir. Todos los ciudadanos mexicanos tenemos el derecho a ejercer la participación ciudadana a través de los diferentes mecanismos Institucionales dónde podemos opinar, demandar y reclamar. Pero es importante entender que no basta sólo con que existan estos mecanismos, también es necesario que conozcamos su funcionamiento, sin embargo tristemente cada día se evidencia más que ni en la escuela, ni en nuestros hogares nos han enseñado cómo poder ejercer este derecho y adicional a esto muchos ciudadanos no tienen ni idea de cómo hacerlo. Por esta razón en el presente artículo te proponemos unas ideas para comenzar a contribuir con el cambio.

Primero: es importante que identifiques los problemas más importantes que afectan a tu entorno, elige el más importante, solicita información y compártela con personas de tu sección para que el análisis y la participación sean colectivas. Tienes derecho a saber y recibir información sobre el actuar de aquellas personas qué elegiste como servidores públicos.

Segundo: analiza el problema.

Tercero: analiza las causas que favorecen su surgimiento.

Cuarto: considera sus consecuencias.

Quinto: compara las distintas alternativas que se han planteado, luego elabora una propuesta y una estrategia viable utilizando mecanismos de participación ciudadana.
Finalmente trata de llevar adelante la propuesta. Para hacer todo esto, busca hacerlo en equipo y en coordinación con otras instituciones. Ahora bien te preguntarás ¿Tenemos que hacer todo esto? La respuesta es sí, pero si tú, yo y muchas otras personas lo hacemos, no te aseguro transformar el país, pero te aseguro que mejorará la calidad de la democracia. Tendremos mejores servicios, invirtiendo los mismos recursos. Contribuiremos a limitar los errores políticos, y lo mejor, formaremos y seremos ejemplo de democracia para las nuevas generaciones. Esto no es fácil, pero evidentemente si nunca lo intentamos no lo sabremos, si seguimos atascados, seguiremos perdiendo el tiempo mientras que otros países siguen avanzando, porque evidentemente lo que no se mueve se estanca, y lo que se estanca se pudre, pensar es peligroso y en este país como en muchos otros, se hace una gran cantidad de cosas para evitar que la gente, el pueblo, los ciudadanos de a pie piensen.

Es nuestro deber no dejar que eso nos detenga, qué pasa con todo lo bueno que podríamos hacer, y no lo estamos haciendo, es hora de dejar de ser  testigos pasivos, el pensamiento siempre es bueno para quien lo ejerce. Usémoslo…

Compártenos tus comentarios respecto a este tema y contribuyamos a ser parte del cambio, podemos convertirnos en generadores de cambio.